jueves, 13 de octubre de 2011

Sistema Nervioso Periférico

EL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO



El Sistema Nervioso Periférico está formado por todos los nervios que parten del Sistema Nervioso Central y se van ramificando para llegar a todas las partes del cuerpo. El sistema nervioso periférico no está protegido por huesos (como el Sistema Nervioso Central), por lo que está expuesto a toxinas y otro tipo de daños. El sistema nervioso periférico es, así, el que coordina, regula e integra nuestros órganos internos, por medio de respuestas inconscientes. 

Se divide en Sistema Nervioso Somático y Sistema Nervioso Autónomo o Vegetativo.

SISTEMA NERVIOSO SOMÁTICO


Nervios que hacen parte del SNSo

El sistema nervioso somático está formado por neuronas sensitivas que llevan información (por ejemplo, sensación de dolor) desde los receptores sensoriales (de los sentidos: piel, ojos, etc.) –fundamentalmente ubicados en la cabeza, la superficie corporal y las extremidades–, hasta el sistema nervioso central (SNC), y por axones motores que conducen los impulsos a los músculos esqueléticos, para permitir movimientos voluntarios como saludar con la mano o escribir en un teclado.

El SNSo abarca todas las estructuras del sistema nerviso central y del sistema nervioso periférico (SNP), encargadas de conducir información aferente (sensitiva) consciente e inconsciente, y también de llevar información del control motor al músculo esquelético.
  • Nervios espinales o medulares: envían información sensorial (tacto, dolor) del tronco y las extremidades hacia el sistema nervioso central a través de la médula espinal. Reciben órdenes motoras desde la médula espinal para el control de la musculatura esquelética.

  • Nervios craneales: envían información sensorial procedente del cuello y la cabeza hacia el sistema nervioso central. Reciben órdenes motoras para el control de la musculatura esquelética del cuello y la cabeza.


SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO O VEGETATIVO



Envía impulsos al corazón, músculos estriados, musculatura lisa y glándulas. El sistema  autónomo controla la acción de las glándulas; las funciones de los sistemas respiratorio, circulatorio, digestivo, y urogenital y los músculos involuntarios de dichos sistemas y de la piel. Controlado por los centros nerviosos en la parte inferior del cerebro tiene también un efecto recíproco sobre las secreciones internas; está controlado en cierto grado por las hormonas y a su vez ejerce cierto control en la producción hormonal.

El sistema nervioso autónomo se compone de dos divisiones antagónicas:
  • El Sistema Nervioso P, Simpático: estimula el corazón, dilata los bronquios, contrae las arterias, e inhibe el aparato digestivo, preparando el organismo para la actividad física. consiste en una cadena de ganglios (grupo de neuronas) interconectados a cada lado de la columna vertebral

  • El Sistema Nervioso P. Parasimpático: tiene los efectos opuestos y prepara el organismo para la alimentación, la digestión y el reposo. Sus fibras salen del cerebro y, junto con los pares craneales, en especial los nervios espinal y vago, pasan a los ganglios y plexos (red de nervios) situados dentro de varios órganos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada